Cruceros – cruces – petos de ánimas

LOS CRUCEROS DE CAMBRE

Constituyen una verdadera señal de identidad en el paisaje gallego: se erigen en los cruces de los caminos y en los atrios de las iglesias y ermitas.

Son así auténticos hitos emplazados en los caminos para la protección de los viajeros y, además, eran un elemento clave para la curación de muchas enfermedades tradicionales.

Pero son también una de las expresiones más logradas de la pericia de los canteros gallegos en el arte de labrar la piedra, de conseguir que las piedras hablen.

CRUCEIRO DE ANCEIS

Se erige en la Plaza de San Marcos, frente al Pazo de Anceis, en pleno Camino Inglés a Santiago.

Se compone de una plataforma formada por tres gradas de granito: en la tercera se cobija el fuste o varal que es monolítico con sección cuadrangular y con las aristas rebajadas a bisel, con lo que adopta apariencia de sección octogonal. Remata con un capitel moldurado de tipo dórico.

La cruz es lisa de tipo latino, muy robusta, casi con el mismo grosor que el fuste. Muestra las aristas rebajadas en bisel y los remates son florenzados, con bolas en los frentes de los extremos de los brazos.

CRUCEIRO DE ANDEIRO

Se sitúa a la orilla de la carretera, entre la casa rectoral y la iglesia. Actualmente queda fuera del atrio.

La plataforma está formada por tres gradas de granito: la primera está al mismo nivel que la acera con lo que solo sobresalen dos.  La base o pedestal es monolítica e su sección es cúbica. A continuación el fuste con sección cuadrangular  en los extremos y aristas rebajadas a bisel. El capitel tiene forma tronco-piramidal invertida sin ningún tipo de ornamento. Por último, la cruz, de tipo latino, describe sección cuadrangular con las aristas rebajadas a bisel y los extremos de los brazos son de tipo florenzado.

CRUCEIRO DE BREXO

Fue construido en el año 1690 y está formado por cinco gradas, con una mesa ofertoria enfoscada en una de ellas.

El fuste arranca de la última grada y es de sección cilíndrica. En la basa aparecen los relieves de veneras, calavera con tibias cruzadas y una escena de difícil interpretación.

El capitel está muy erosionado  y es de tipo corintio, con hojas de acanto y volutas. La cruz es de sección cuadrangular y en el anverso aparece el Cristo crucificado con cartela y en el reverso aparece la Virgen de los Dolores o de la Piedad. Coronando la cruz, un sol en los brazos del crucero así como varios querubines y crecientes.

CRUCEIRO DE BRIBES

Crucero de construcción moderna ubicado frente al Local Social. Repite, en su factura, los elementos clásicos de este tipo de monumentos en Galicia a saber: tres gradas y un poderoso pedestal tronco-prismático desde el que arranca el fuste que es de sección cuadrangular y re bajado a bisel en las aristas. De un capitel basto y sumamente tosco, arranca la cruz florenzada en la que se cobijan, en una cara la Virgen y, en la otra, el Cristo crucificado.

CRUCEIRO DE CAMBRE

Consta de tres gradas. El fuste o varal es monolítico, de sección cuadrangular en los dos extremos, con rebaje a bisel en las cuatro aristas. No muestra capitel: la cruz arranca directamente del varal y es latina de sección cuadrangular en los extremos y biselada en los brazos.

Se trata de uno de los cruceros mas sencillos del Concello en cuanto a la ornamentación. Sin embargo, su altura y estilización le confieren una apariencia de sobria majestuosidad.

CRUCEIRO DE CELA

Sencillo crucero emplazado en un cruce de caminos. Se compone por tres gradas con mesa de ofrendas de cantería. El fuste o varal es de cemento, monolítico, aristas rebajadas a bisel y sección cuadrangular en los extremos inferior y superior. Un baquetón da paso a un capitel de tipo jónico con volutas en las cuatro esquinas.

En la cruz, el Cristo crucificado en el anverso y, en el reverso, la Virgen Dolorosa o tal vez la Virgen de la Pasión. Las dos esculturas son de factura muy esquemática.

CRUCEIRO DE PRAVIO

Pedestal formado por dos gradas. En la parte frontal, partiendo de la primera grada, se erige la mesa de ofrendas. En la grada superior se asienta la basa que se desenvuelve  a través de una pieza paralelepípeda y una moldura de gola recta. El fuste o varal es monolítico de sección cuadrangular en los extremos y en el resto las aristas rebajadas en bisel.

El capitel es de forma tronco-piramidal invertida de tipo corintio: hojas de acanto y volutas. La cruz, rebajada en las aristas a bisel, tiene sección cuadrangular y los extremos de los brazos son florenzados. Cristo crucificado y la Virgen de los dolores completan este espléndido crucero.

CRUCEIRO DE RONCESVALES

El pedestal está formado por tres gradas y el fuste o varal arranca de una gran pieza paralelepípeda y gola recta, es monolítico con sección cuadrangular en los extremos y el resto rebajado en bisel.

La cruz es cilíndrica con cartela, Cristo crucificado y la Virgen de los Dolores asentada sobre una ménsula soportada por un angelote. Tanto el uno como la otra son de extraordinaria factura: perfectas proporciones y gran cuidado por los detalles. Se trata, sin duda, de uno de los cruceros más monumentales de nuestro Concello.

CRUCEIRO DE SAN LOURENZO

Se estructura a través de una plataforma con tres gradas, pedestal de cantería y una mesa ofertoria. El fuste es monolítico con sección cuadrangular en los extremos y las aristas biseladas. El capitel es de tipología dórica gallega con forma tronco-prismática invertida. Muestra un querubín con alas en cada una de sus cuatro caras.

La cruz es de tipo latina de sección cilíndrica con brotes. En el anverso, el Cristo crucificado y cartela; en  el reverso, la Dolorosa. Son dos figuras  perfectamente esculpidas que muestran el sufrimiento, el dolor,  a través de los músculos, la expresión…

CRUCEIRO DE SAN ROQUE

Cuatro gradas dibujan la plataforma; una mesa ofertoria o altar aparece enfoscada en la primera grada y el fuste o varal, monolítico, adopta sección cuadrangular en los extremos y rebajado a bisel en el resto.

El capitel es de tipo dórico moldurado con forma tronco-piramidal invertida y la cruz, lisa, con las aristas rebajadas y los extremos florenzados con botón entre los pétalos.

CRUCEIRO DE SIGRÁS

Cuatro gradas con mesa de altar u ofertoria. La basa tiene dos partes: la inferior con forma paralelepípeda y la segunda por medio de un bocel rematado con rebaje de alta escocia. El fuste es monolítico, cuadrangular en los extremos y biselados en las aristas. El capitel es moldurado, dórico, con molduras rectas. En el centro de cada cara sobresales querubines alados. La cruz, de tipo latino, cilíndrica: en el anverso, una cartela y el cristo crucificado; en el reverso la Virgen de los Dolores.

El autor es Francisco María Rodeiro y se construyó en el año 1867.

CRUCEIRO DE SOBREGUEXE. Cecebre

Sencillo cruceiro que se despliega a través de un zócalo compuesto por tres escalones, el primero ligeramente enterrado en el suelo. El eje o tendedero es monolítico con sección cuadrangular y bordes biselados longitudinalmente. Tanto el capitel como la cruz son de cemento: el primero con forma de tronco piramidal invertido (de tipo dórico gallego) y la cruz, también de cemento, muestra las aristas rebajadas a bisel.

CRUCEIRO DE SANTA MARÍA DE VIGO

La plataforma está compuesta por dos gradas. La basa es cúbica y está colocada sobre la segunda grada: muestra aristas rectas excepto en el coronamiento que están fuertemente rebajadas. El fuste  es monolítico de sección cuadrangular en los extremos y rebajado a bisel en las aristas. La cruz es tal vez el elemento diferenciados de este cruceiro: las aristas biseladas y un canal en la parte central de las dos caras, como  una media caña. Es del tipo latino y los extremos son florenzados con botones en los frentes.

CRUCEIRO VELLO DE SIGRÁS

Plataforma conformada a través de tres gradas. La primera es de mampostería irregular y está al nivel del suelo; las otras dos son de cantería de granito. El fuste o varal es monolítico de sección cuadrangular en los extremos y con las aristas rebajadas a bisel. El capitel adopta forma tronco-piramidal invertida, moldurado y de tipo dórico. La cruz es latina, lisa, de sección cuadrangular y aristas biseladas. Los extremos son florenzados con botón entre los cuatro pétalos.

CRUZ EN AIÁN. Sigrás

Pequeña cruz de perpiaño sustentada  por una ménsula de piedra también granítica y ubicada en la pared de una casa tradicional en Aián, en la parroquia de Sigrás.

Está hecha de perpiaño con las aristas rebajadas a bisel, tanto en los brazos del crucero como en la parte más larga. Los extremos son de tipo florenzado. Esta humilde cruz de camino, repite los esquemas más típicos de la tradición gallega de constructores de cruceros.

PETO DE ÁNIMAS DE SAN ANTÓN

El “Peto de San Antón” se conforma como una hornacina con cuerpo rectangular y coronamiento semicircular que sirve de cobijo a este santo vestido con el  hábito franciscano y con el Niño Jesús en el regazo. La hornacina aparece enfoscada en una especie de muro que recuerda un frontón clásico. A sus pies, un hermoso banco corrido de granito de factura clásica sirve para el merecido descanso del viajero. En la pieza de granito moldurado que sirve de marco a la hornacina, aparece una inscripción y el año de construcción (1815): “SI BUSCAS MILAGROS MIRA”, primer verso del famoso poema de San Antón de Padua.