El alcalde y el presidente de la Asociación de Vecinos O Gaiteiro de Sigrás supervisan las obras de la parroquia

6 Jul 2022

Tamén che pode interesar

El alcalde de Cambre, Óscar García Patiño, y el presidente de la Asociación de Vecinos O Gaiteiro de Sigrás, Evaristo Canosa, supervisaron, esta mañana, el avance de algunas de las obras que, actualmente, están en marcha en la parroquia: el proyecto de mejora de la accesibilidad en el entorno de la escuela de música Sementeira y la ejecución de las aceras en la AC-214 (en los núcleos de A Xira, A Pena y A Telva). Como explicó el regidor, en ambos casos las intervenciones ponen el foco “no incremento da seguridade viaria e na mellora da accesibilidade para os viandantes”.

Por un lado, las obras en Sementeira garantizarán la conexión entre la escuela de música y el local social de Sigrás. Los trabajos, financiados a cargo del Plan Único de la Diputación, fueron adjudicados por 45.611,89 euros y cuentan con un plazo de ejecución de cuatro meses. El proyecto incluye la demolición del pavimento existente frente a la escuela. Hasta ahora, el firme estaba ejecutado por una celosía de plástico, lo que provocaba resbalones por parte de los viandantes. Las actuaciones del Concello servirán para sustituir este pavimento, que será remplazado por otro de hormigón. En la zona oeste de la instalación se creará una acera de pavimento de aglomerado asfáltico. A mayores, para salvar el desnivel existente en algunos puntos se ejecutará una pequeña escollera que estará coronada por una barandilla. El proyecto incluirá también la colocación de nuevos puntos de luz a lo largo de la calzada. 

Por el otro, el regidor y el presidente de la entidad vecinal visitaron también A Xira para comprobar el avance de las prometidas aceras. El inicio de este proyecto por parte de la Xunta de Galicia da respuesta a una vieja reivindicación trasladada tanto por el Concello como por los vecinos en múltiples ocasiones. El resultado de estas labores será la disposición de un itinerario peatonal de unos 720 metros de longitud que contará con pavimento de hormigón y una sección variable adaptada a la configuración de la carretera. En todo caso, se garantizará la accesibilidad mediante una sección de 1,8 metros, más 20 centímetros de bordillo transitable de separación de la calzada. Asimismo, se ampliará la calzada entre los puntos kilométricos 8+860 y 9+280, ya que la sección actual es insuficiente, y se conseguirán dos carriles de 3 metros y arcenes de 0,5 metros.